Google+ Badge

viernes, 20 de abril de 2012

Aventura: Las Minas de Moria

-Yo -masculló Aragorn-. Tú me seguiste casi hasta el desastre en la nieve y no te quejaste ni una vez. Yo te seguiré ahora, si esta última advertencia no te conmueve. No pienso ahora en el Anillo ni en ninguno de nosotros, Gandalf, sino en ti. Y te digo: si cruzas las puertas de Moria, ¡cuidado!
El Señor de los Anillos, La Comunidad del Anillo

Os encontráis en Rivendel, la casa de Elrond, La Última Morada, y allí han llegado a vuestros oídos palabras de tesoros legendarios y minerales preciosos de los enanos, viejas historias pensáis.

Vuestro camino os llevaba por las Montañas Nubladas por el paso del Caradhras, pero está impracticable debido a las intensas nevadas de los últimos días. Además el mal se ha levantado al sur de esas montañas, un antiguo mago ha caído en las redes de la sombra y está corrupto. No os podéis fiar de ese camino, y el sur sería un suicidio ya que llegan rumores del Rey Brujo y su lealtad a un antiguo señor oscuro.

Un anciano, vestido todo de gris, se acerca a vosotros y os pregunta - ¿dónde os llevan vuestros designios?
Respondéis que vuestros caminos son peligrosos e imposibles de cruzar en estos momentos, y que no hay otra solución que esperar…

¡Umm…! ¿Es que no habéis oído las viejas historias? Yo se de otro camino que interesa a mis propios designios, se como entrar, si queréis acompañarme... ¿o no os fiáis de un viejo mago?

Y aceptáis la propuesta…

Bienvenidos a Moria, la antigua fortaleza de los enanos. Antigua zona de comercio y de prosperidad.


Las Puertas de Durin, acceso a Moria



No hay comentarios:

Publicar un comentario